domingo, 22 de mayo de 2011

¿Por qué el odio al "Fútbol para todos"?


No hay nada más clase media que hablar de "Pan y circo". Cuando se habla del "Fútbol para Todos" este latiguillo del sentido común del argentino "medio pelo" aparece necesariamente. ¿Por qué molesta tanto esta medida? Éstas y otras preguntas se responden a continuación.

Es interesante la oposición que ha tenido esta medida. Aún cuando algunos de los que se quejan aprovechan y ven los partidos gratis (otros se quejan porque directamente no les gusta el fútbol).
.
Veamos, ¿qué se argumenta? Se dice que se gasta mucho, que se pierde mucho dinero. Bien, es cierto, da pérdidas. Pero se trata de un gasto justificado.
En primer lugar porque creo que no estamos aquí para nada en particular. Pero estamos. Y ya que estamos en esta tierra bien hacemos en experimentar la emoción. Ya que estamos en este viaje sin sentido, disfrutemos de las experiencias. ¡Y qué expriencia puede ser el fútbol!
Lo vemos fácil en las caras de aquellos que lloran de felicidad cuando el equipo que siguen a todas partes gana un campeonato. Este deporte hace feliz a mucha gente, es lo que les hace ponerse en contacto con sentimientos como la tristeza y la alegría.
Siendo claros: el fútbol mueve la emoción, la emotividad de las personas. Hace feliz a gente, mucha de ella proveniente de los sectores más marginados de la sociedad, que tanto lo necesitan. .
El fútbol por lo menos les enciende el alma, dice bien, la canción de Ariel Minimal.
Al fin al cabo, esto es lo que vale, y no las cuentas bancarias, la competencia entre los compañeros de trabajo por el maldito ascenso, comprar el auto más caro para demostrar tener más estatus que el vecino, etcétera. Gastar en el fútbol permite que la gente se conecte con esa humanidad, esa emoción anesteciada durante el resto de la semana.

Por último, se trata de un gasto estratégico en lo electoral por parte del gobierno.
No se puede gobernar inocentemente. Si querés mantenerte en el poder para poder profundizar el camino que llevás, tenés que hacer estas cosas. Claro que no es una prioridad el futbol. Claro que hay muchas otras cosas donde se debe gastar antes. Pero para gastar en esas cosas tan necesarias (como la soberanía alimentaria), también hay que gastar en otras menos relevantes.

Y si de gastos superfluos se trata el asunto, ¿por qué, por ejemplo, no le cortamos el chorro a la Iglesia y dejamos de mantenerla separando de una buena vez Iglesia y Estado?

Es una falacia que, porque se gaste en el fútbol, no se gasta en otras cosas más necesarias. Hay suficiente riqueza en el país, muchos otros lugares de donde sacar para que nadie se muera de hambre y que también haya fútbol gratis.

Me parece que lo que saca de quisio a esta clase media viene otro lado. Es evidente: el "Fútbol para todos" gana votos de las clases bajas.
No hay frase más clase media que soltar un "pan y circo" a estas medidas "populistas". Se enojan claro, porque para estas capas medias el "pan" es poco (porque ya lo tienen asegurado) y quieren todo el circo para ellos. Quieren ser la clase alta, la que vive de las rentas (o la oligarca, que vive de la abundancia fácil que provee la tierra, como dice Jose Pablo Feinmann), la que se puede dar el lujo de vivir en el ocio. Y si ellos no pueden divertirse como lo hacen los ricos, entonces, mucho menos los "negros". Si yo no puedo, "ellos" menos. Esto está en el subconciente del argentino medio pelo de clase media. Hay algo muy gorila en odiar Futbol para todos.

Desde aquí celebramos que exista el "Fútbol para todos" y ponemos nuestro granito de arena para que, ojalá más temprano que tarde, sea Todo para Todos.

2 comentarios:

  1. Che, ta bueno, toy de acuerdo en todo, menos en que es un gasto menos relevante que otros.
    Caio

    ResponderEliminar
  2. me gustó el post, ...


    la releváncia del gasto para cada "zona" de la sociedad, es sÓlamente una decisión ideológica!. de como distribuir...¡La Riqueza!

    ( el nombre del blog perfecto...)


    gracias y buén inicio!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...