viernes, 26 de agosto de 2011

¿Qué es hacerle el juego a la derecha?



Para Binner no fue suficiente aliarse a Magnetto, sino que ahora es el candidato favorito de La Nación.

Desde columnas de opinión aquí piden a Alfonsín y Duhalde. Todos detrás de Binner es la consigna.
Y aquí tenemos la tragi-cómica columna de Luis Majul en la cual también nos insta a votar a Binner. Ya el título es sugestivo: "Si Binner fuera presidente". Es muy obvio, Luis.
Sin embargo, lo hace con un extraño argumento. Aparentemente Binner es re-kirchnerista (dice que va a mantener todos los grandes lineamientos del gobierno) pero, a diferencia de CKF, éste sí es honesto, éste sí es republicano, tiene buenas formas, etc. Y es el "kirchnerismo pero sin corrupción".
Forma parte de la estrategia de los hegemónicos de no denostar al gobierno tras su 50% y encolumnarse detrás del único candidato que no tenga tanto rechzaco como Duhalde y Alfonsín, que no sea visto como un candidato que represente al pasado. Por eso ahora Binner es el caballito de batalla. Basta con leer este párrafo para ver la burda campaña de Majul:

"Binner está lleno de buenas intenciones. Durante su gestión como intendente de Rosario y gobernador de Santa Fe no se conocieron grandes escándalos de corrupción como los que se registran en el gobierno nacional.
Médico especializado en anestesiología y medicina del trabajo, tiene 68 años, cuatro hijos y seis nietos, y no parece el tipo de dirigente que tenga como proyecto enriquecerse de manera personal mientras trabaja, al mismo tiempo, para perpetuarse en el poder".



Y una perlita, según Luisito, "La comparación con el ex presidente Fernando de la Rúa, algo que pretenden instalar algunos blogueros K para evitar que Binner le quite algunos votos a la candidata Cristina Fernández de Kirchner." La foto que ilustra este post justifica las dudas que genera Binner.

Ahora, pensemos lo paradojal de esta situación. Binner se nos muestra como un tipo re-kirchnerista pero que no tranza. Pero, la misma sobre-exposición en todos los medios hegemónicos desmiente esa misma premisa. Ya tranzó con Clarín y ahora tranza con La Nación. Y ya hablamos de las agachadas anteriores: sacarse fotos con Moyano, garcarlo a Pino en el armado de listas, entre otras, a las que nos referimos en éste post.
Además, lo que se plantea es bastante ridículo. ¿Por qué se molesta tanto Binner en hacer una campaña e invertir tanto dinero si es tan kirchnerista? Binner está entre la espada y la pared. No puede atacar demasiado al oficialismo por su alta popularidad y por sus amplias coincidencias con el mismo. Pero tampoco puede mostarse muy a favor porque pierde el voto anti-kirchnerista.

Ojo, está bien que Binner haga estas cosas, está haciendo política. El problema es que su discurso, como el de Carrió, nace a partir de la idea de ser un tipo puro, honesto, intachable. Y cada vez se embarra más.

Ya queda claro que las diferencias entre el FPV y el FAP son cosméticas. Ambas son fuerzas de centro-izquierda. Y las diferencias son meramente discursivas, interpelan a distintos electorados. Uno al peronista y otro al anti-peronista. Aquí viene el humilde pedido de este blog.
Compañeros kirchneristas y binneristas: no podemos dividir los espacios de centro-izquierda. La derecha actúa de forma inteligente: van detrás del candidato con mejor billetera y con el que mida mas en las encuestas. Nosotros nos vivimos peleando y separando por detalles ideológicos.
Todos le "hacemos el juego a la derecha" si somos sectarios, tanto kirchneristas como binneristas. Así que seamos buenos peronistas y llamemos una vez más a la unión. Muchos en el FAP son anti-peronistas sin remedio, pero otros no. No es imposible, Jorge Rivas formaba parte de ese espacio y logró vencer esos condicionamientos. En sus palabras: "Muchos socialistas, justo es reconocerlo, hicimos un aprendizaje durante el gobierno de Néstor Kirchner. Aprendimos a despojarnos de algunos prejuicios, y de la intolerancia respecto de los militantes que pertenecían a tradiciones ideológicas diferentes de la nuestra, pero que tenían intereses comunes con nosotros." Tender puentes hacia la unidad sería un golpe durísimo para la derecha. Obviamente,  el oficialismo es el que absorbe a la oposición y el obstáculo es que Binner no parece un tipo con la grandeza de Rivas, parece que tiene una real vocación de construir poder personal. Pareciera que Hermes es el más peronista de los gorilas...
Hoy en día, hasta el troskismo parece tener más vocación frentista que la centro izquierda...
Puede que sea en vano, pero hay que intentarlo. CFK viene hablando de la unión bastante y tiene razón porque hay que derrotar al neo-liberalismo de una vez por todas y para eso, no debemos seguir seguir dividiendo a las fuerzas de centro-izquierda. Para eso hay que dejar de lado sectarismos, prejuicios y egos personales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...