jueves, 19 de enero de 2012

¿Por dónde pasa la profundización del modelo? (Parte 2)

La primer parte de este escrito desarrolla porqué la profundización no puede pasar por la disputa de la renta agraria. Ahora se podría agregar que tampoco podría hacerlo, como quiere la CGT, por compartir las ganancias. El objetivo debe ser mantener una renta alta de las empresas nacionales para lograr el desarrollo al que nos referimos anteriormente. Las paritarias deben seguir siendo la herramienta de negociación de los trabajadores.
Ahora vamos a responder la pregunta planteada al comienzo. ¿Cómo se profundiza y cómo se desarrolla la Argentina?
Una piedra fundamental ya la colocó la presidenta con el acertado plan agro-industrial. Este camino es el que se debe seguir. Necesitamos un capitalismo nacional que nos permita ese desarrollo que nos viene evadiendo. Un desarrollismo con distribución del ingreso, claro está. CFK ha instado a evitar la falsa dicotomía entre mercado interno y mercado externo. Esta dicotomía sólo se puede superar habilitando una acumulación de capital que permita la inversión. Tal acumulación no puede darse con retenciones altas. Lo que sí, se debe siempre presionar a estos sectores para que inviertan, para que busquen aumentar ese valor agregado del que tanto habla la presidenta (y hace muy bien en insistir en ese punto).
El plan agro-industrial dura 10 años y podría ser muy importante para el país en el largo plazo. Habrá que asegurarse de mantener este camino.

Pero si no vamos a apoyar la distribución de las ganancias y no vamos a enfrentar a la oligarquía como ha hecho históricamente la resistencia popular, uno podría decir, ¿dónde está la lucha contra el poder? ¿Dónde está la reducción de la desigualdad?
Creemos que la batalla es contra los tentáculos del capital concentrado internacional. La pelea que hay que dar implica construir un verdadero capitalismo nacional, eliminar las persistencias neo-liberales y recuperar los recursos naturales-estratégicos.
Marcó del Pont impulsa la modificación
de la Carta Orgánica del Bco. Central
Hay un cóctel de medidas que se pueden tomar.
Por un lado, está el entramado legal sobre el que se apoyó el proyecto neo-liberal, cuyas bases fueron colocadas por Martinez De Hoz en la dictadura cívico-militar y luego consolidado y llevado al extremo por el menemismo. Se requiere en primer lugar:


a) Reforma impositiva: los impuestos deben ser progresivos. Deben aplicarse sobe los patrimonios y rentas en vez del consumo (como lo hace el IVA).
b) Reforma de la Carta Orgánica del Banco Central: para ampliar la soberanía cambiaria y monetaria, y discutir la famosa "autonomía" que defiende la ortodoxia. La economía debe estar subordinada a la política. A un proyecto de desarrollo interior.
c) Gravar la renta financiera: hoy se cobran impuestos al trabajo personal pero no al capital financiero. Es una renta extraordinaria, que no genera producción ni trabajo y además beneficia al poder más grande que hay sobre el planeta, que son los grupos económicos financieros, capaces de desestabilizar cualquier gobierno (o conjunto de ellos) que se propongan. Se deben gravar las transacciones, las operaciones de Bolsa, etc.

Carlos Heller presentó un proyecto para que la actividad financiera
sea declarada de Servicio Público

Existen proyectos para implementar estas tres ideas. Va siendo hora de sacarlos del cajón y respaldarlos a fondo.
Estas iniciativas le permitirían al Estado ser más fuerte, contar con más recursos. Posibilitarían un desarrollo de los elementos medios y bajos que accederían a créditos, en vez de benefeciar al capital concentrado. Desmontaría el andamiaje legal sobre el que se construyó el neo-liberalismo y volcaría definitivamente la política económica hacia la producción y la inversión.
Esa inversión debe aplicarse para recuperar y desarrollar los recursos estratégicos y la soberanía nacional. Esta no puede existir mientras estén los Barrick Gold y los Repsol, mientras se saqueen los recursos naturales contaminando al paso. Así que la propuesta es un paquete de medidas en este sentido:
a) Echar a la Barrick Gold, terminar con la megaminería: no se trata de la contaminación solamente, se trata de que los recursos del país beneficien a sus soberanos.
b) Estatización del gas y el petróleo: la renta del petróleo es extraordinaria y es el recurso estratégico más importante de aquí a cincuenta años. Es imperioso recuperar YPF. Los ingresos que podría presentarle ya a corto plazo al país son importantísimos.


¿Es posible todo esto? Sí, debemos reconstruir el Estado de Bienestar que destruyó el neo-liberalismo. Y recuperar la soberanía que perdimos.
Las tres primeras ideas tienen una gran prioridad (sobre la renta, los impuestos y la Carta Orgánica) porque nos permitirían llevar a cabo las otras: tener el suficiente capital para poder invertir en la búsqueda de, por ejemplo, nuevos yacimientos, para desmontar los argumentos que dicen que el Estado no podría llevar a cabo tal tarea.



Claro que el capital internacional se opondría fuertemente y operaría a través de los (mejor dicho, sus, porque les pertenecen) medios de comunicación. Pero estas son acciones que, utilizando todo el poder comunicacional del gobierno más toda su capacidad movilizadora, podrían hacer volver la balanza a nuestro favor, y ser apoyadas decididamente por la población. ¿Por qué? Porque a nadie le gusta que lo saqueen. Estas son medidas que con un buen trabajo comunicacional contra-hegemónico, informando bien, podrían obtener el apoyo necesario. Es algo difícil porque venimos de muchos años de neo-liberalismo, todavía muchos creen que el Estado no es un buen gestor. Que conviene todo en manos privadas, que son más eficientes. Tenemos que ganar esa batalla ideológica. Hay que apoyar las medidas que generaron conciencia (como la estatización de Aerolíneas) y llevar a cabo las que creen aún más. No pedimos la reforma agraria, pedimos recuperar lo que alguna vez ya tuvimos. Cosas que años de dictadura y neo-liberalismo nos quitaron.
Y, por último, queremos soñar con la tan ansiada liberación nacional. Queremos sentar bases para un futuro mejor. Debe ser la tarea de la generación presente.

2 comentarios:

  1. Muy bueno.
    El gran desafío será construir el apoyo suficiente para sostener la decisión política de estatizar, con los medios en contra y a sueldo de las corporaciones.
    Aún estamos lejos de contrarrestar la persistencia del discurso entreguista.
    Se manipula la "opinión pública" de grandes sectores de la población, sobre todo en el interior del país, porque a pesar de los esfuerzos encomiables para democratizar la comunicación y multiplicar las perspectivas, en muchos pueblos y ciudades no hay opciones.
    Y se machaca con la misma o peor intensidad...
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Justamente el problema principal del pais creo yo es que no contamos con una burguesia nacional y el desarrollo o depende de lo que hace el estado o de los tentaculos del capital internacional , los que aca deberian estar en la defensa de los intereses nacionales en gral actuan igual que las multinacionales

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...