martes, 14 de febrero de 2012

El kirchnerismo tiene paradojas que sólo el kirchnerismo puede resolver


La Revista Barcelona, se suma a la oposición
mediática con la peor tapa de su historia
Cuando transitamos la adolescencia (especialmente aquellos que en algún momento nos identificamos con lo que se llama "cultura rock") solemos creer que las personas se dividen en "copados" y "caretas". Que, por ejemplo, no hay ningún trecho entre el dicho y el hecho, que la consecuencia puede ser total. El que se desviaba un poco de una moral definida rígidamente, era un "vendido".
Es el pensamiento adolescente. Se basa en la idea de que se puede sobrevivir sin hacer concesiones, siendo totalmente impoluto. Si no estamos salvados económicamente (lo que lo están pueden permitirse ser adolescentes toda la vida), tarde o temprano salimos al mundo y nos damos cuenta que mantenerse puro es imposible porque el barro del sistema, queramos o no, nos salpica a todos.
Dicho pensamiento, muchas veces se traslada a la política. Y las consecuencias suelen ser catastróficas. La tapa del último número de la Revista Barcelona que ilustra esta entrada da cuenta de ello. Cuando se piensa de forma adolescente se divide a los mortales entre "honestos" y "corruptos", con nada en el medio, sin matices. Y, sobre todo, suele transponerse ese pensamiento plano con la consecuencia de interpretar que el gobierno tiene un "doble discurso". Por eso, según la Barcelona el gobierno habla de recuperar las Malvinas pero al mismo tiempo entrega recursos a la Barrick Gold o contamina con la mega-minería en general. El pensamiento adolescente nos hace paranoicos y leemos esto como doble discurso. Al no poder pensar profundamente el asunto, se cae en lo ridículo de dar a entender, como hace la revista, que las Malvinas son el culo del mundo. Y que los ingleses se aferran a esas islas con todo su potencial militar vaya uno a saber porqué, entonces. Si fueran el culo del mundo, nos deberían dar gustosos las islas, ¿no?
Pero ojalá fuera sólo la Barcelona la que piensa al gobierno como máquina del engaño. También lo hace la oposición, tanto políticos como intelectuales. Un típico caso de adolescencia es Martín Caparrós, quien llegó a escribir que mientras siga habiendo desnutrición cualquier dinero gastado en recuperar las islas es "grosero". Típico del pensamiento adolescente. La falacia de que nada de lo que haga el gobierno puede ser bueno mientras no solucione otra cuestión X. Así nunca va a poder elogiarse en nada al gobierno, porque siempre van a faltar cosas. Correrte con el hambre es poco serio, porque bien sabe Caparrós que hambre va a existir en cualquier gobierno capitalista. Y es ridículo pensar que la administración del país es ocuparse sólo de dos o tres problemas. Tratamos esta falacia también cuando hablamos del "Fútbol para Todos".
Lo que se está haciendo por recuperar las Malvinas es perfecto, es elogiable. A pesar de eso, se puede y se debe criticar la política ambiental del gobierno u la entrega de los recursos naturales.
En vez de pensar esto como doble discurso habría que pensarlo como paradoja.  La paradoja no implica que haya algo oscuro detrás, sino que existen puntos a resolver en el futuro. Y nos permite, desde nuestra subjetividad, advertir que el gobierno tiene luces y sombras, y que nuestra cabeza no estalle cuando encontramos una contradicción. El que no puede pensar la paradoja, derrapa automáticamente.
Como desarrollamos anteriormente, el oficialismo ha dado suficientes argumentos (Asignación Universal, Ley de Medios, la 125, estatización AFJP, etc.) para no creer que esto es una repetición de las experiencias neo-liberales. Si nos perdemos en esas contradicciones y arribamos a conclusiones tan pobres como aquella, puede ser que hayamos caído en un pensamiento adolescente, chato, que no ve matices ni complejidades.
La política está llena de paradojas. Por ejemplo, para que algún día no haya Estado, primero tiene que haber mucho Estado. En la política, dos más dos pueden ser cinco. Son las sinuosidades que ella posee y la hacen tan interesante.


Dicho sea de paso, también existe otro extremo que no puede concebir que el gobierno tenga fallas.
A algunos les cuesta pensar los puntos flacos y problematizarlos. Entonces llegan a negar papelones como el llamado "Obrero de Cristina". Terminan defendiendo lo indefendible. O poniéndose la camiseta de las mineras. Hasta se toman posiciones casi gorilas, hablando despectivamente de "desinformación" de los pueblos que se oponen a la mega-minería. Esto de la "desinformación" es un eufemismo. Es un discurso muy parecido al "voto de baja calidad" de Pino, al que los mismos le saltaron a la yugular. Y ni hablar de expresiones tan poco felices como "a los de Famatina les llenaron la cabeza".
El gobierno sí comete errores, tiene flaquezas: una pobre política ambiental, entrega de los recursos naturales a transnacionales, dudosas alianzas. Tiene fallas como todo gobierno. No es tan dramático señalarlas y criticarlas. En esto consta el apoyo crítico. Sigue siendo la posición más interesante, la más sensata. No es comodidad ni tibieza. Simplemente, existen puntos importantes a corregir y ello no puede negarse. De ahí parte lo "crítico". Y el "apoyo" es necesario porque esas paradojas que tiene el kirchnerismo sólo el mismo kirchnerismo las puede resolver. No podemos esperar nada de la oposición. En cambio del kirchnerismo podemos esperar todo porque ha demostrado su vocación transformadora y porque es el único con la estructura, el apoyo popular y el poder necesario para profundizarla. Querer construir algo por fuera es en vano. Por eso, hay que criticar, sí, pero desde adentro. No criticar es peligroso, reaccionario. Si no identificamos lo que está mal se congela el proceso transformador iniciado en el 2003. Y si creemos que tiene sentido construir por fuera, estamos dividiendo esas fuerzas transformadoras, meando afuera del tarro, apostando por armados que jamás serán gobierno. O que si lo hacen, dejarán sus convicciones en la puerta de la Rosada. Apoyo crítico, nada más ni nada menos.

9 comentarios:

  1. Comparto tu post . Lamento realmente que desde Nuevo Encuentro donde yo milito hayan salido a decir que abandonaban el apoyo critico , yo voy a seguir criticando lo que no me gusta y todo lo que todavia falta y creo que esa es la forma de apoyar el rumo y llograr profundizarlo y no lo que hace el kirchnerismo bobo que lamentablemente crece dia a dia con nula capacidad de autoctritica y saliendo a defender lo indefendible

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Quien dijo eso, Javier? Lo vi personalmente a Junio y se afirmó mas o menos en lo contrario.

    ResponderEliminar
  3. Eso lo dijeron y sacaron un dovumento diciendo que somos una pata mas del kirchnerismo . A partir de ahi lo escucho a Heller y no se permite el mas minimo disenso con lo que hace el gobierno nacional , Martin sabbatella por fin el sabado salio a repudiar la re´presion en Tinogasta , critica al gobierno provincial , nunca escuche una sola critica por minima que sa hacia alguna medida de gobierno . Es mas hasta salio a renunciar a sus subsidios , para mi una medida ridicula. Recien en facebook en un grupo preguntaban si Sabbatella ya hablo sobre la megamineria y no no hablo , y mas me llamo la atencion cuando Cristina denuncio a la petroleras Heller fue bastante moderado diiciendo que era un debate pendiente . Marcelo Koenig de JP descamisados salio con todo a pedir la estatizacion de YPF como corresponde . Mi impresion es que estan mas papistas que el papa

    ResponderEliminar
  4. Y no hable de la ley antiterrorista que ya quedo manchando la historia de NE

    ResponderEliminar
  5. Más allá de la coyuntura, excelente descripción de la conducta "adolescentosa".
    Como dije por ahí, se puede criticar sin correrse ni un cachito del apoyo estratégico.
    Saludos !

    ResponderEliminar
  6. Muy buena nota. Sugiero escuchar a D'Elía poniendo los puntos en las íes: http://www.goear.com/listen/b97acbc/editorial-luis-delia-tba-y-politicas-neoliberales-sietecero

    ResponderEliminar
  7. 50 muertos + 1. El método anti adolescente de la 'paradoja' es un recurso discursivo que no cambia la realidad. Continua la política neoliberal menemista de las privatizadas, con exactamente los mismos socios que Menem privilegió. Y lo mismo con la mega minería, incluso con la minería a secas que pueda no ser contaminante, que se basa la orientación neoliberal menemista inaugurada por el Didi. Lo paradojal aquí es que todas tienen capitales ingleses.
    Ensuciarse con la 'paradoja' Ciriglino lleva a la muerte.
    Es verdad que el Gobierno está entrelazado con la 'paradoja' de negociados (Importación de petróleo, Qatar; Buses RedCoaches, Orlando; Trenes TEA corrientes, ALL Brasil, etc). Es la paradoja criminal de la consigna de 'reconstruir (concentrar) la burguesía nacional' de NK.
    La tesis de la 'paradoja' es complaciente. No ofrece una línea política para avanzar.
    Por eso 678, y Abalito y otros, para defender a CFK, recurren al libreto de TBA.
    No hay otra línea.
    Al menos hasta que ella hable.

    ResponderEliminar
  8. Finalmente habló. En un acto cuasi partidario. Repitió básicamente el relato de las pasadas Ordinarias.
    Reivindicó el pago de la deuda externa al FMI ('desendeudamiento'), también entre 'lo que falta': Pago al Club de París (Lorenzino) y pago al CIADI (acordado con Obama).
    Para preservar la estructura neoliberal de negocios con Cirigliano y demás concesionarias luego de 8 años de gobierno nac y pop, presentó la tragedia causada por el desguace del ferrocarril como un asunto judicial.
    Les dió a Bonadío (el que negó el carácter de crimen de lesa humanidad a los bombardeos del '55) 15 días para averiguar lo que delegados vienen denunciando hace meses. Soportando la persecución del propio gobierno (Sobrero) y el asesinato de activistas (MF) por la patota aliada en el armado de Ugofe.
    A menos que haya una decisión judicial, todos los partícipes siguen en sus puestos.
    Con la muerte no, dijo la impulsora de la privatización de YPF en los '90 y de una política de transporte que es una gigantesca asociación ilícita.
    Ambos negocios se cruzan al desabastecerse los pozos que las multinacionales vaciaron, obligando a la importación: Otra vez Cirigliano proyectó un acuerdo de importación con Qatar por US$8 millones diarios.
    Es posible que en las Ordinarias del miércoles anuncie la re-nacionalización de YPF, a pedido del banco inglés Barclay, quien asegura que Argentina tiene reservas suficientes para hacerlo.
    Es decir, poner la bandera azul y blanca bordada con los sponsors Barrick Gold, Cometrans (Grupo Cirigliano), Barclay, etc.
    Sigue un gobierno con los grupos concentrados de la burguesía nacional ('reconstrucción') asociado a las multinacionales de los recursos naturales y la banca inglesa.
    Algo que está por encima de los estrados judiciales, pero no de la movilización independiente de los trabajadores y explotados.

    ResponderEliminar
  9. Se viene la reestatización de YPF muchachos!

    El banco inglés Barclay quiere que Argentina rescate con sus reservas a los inversionistas de YPF Repsol, y costee nuevas exploraciones.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...