domingo, 14 de julio de 2013

Dime a quién llamas "progre" y te diré quién eres (Parte 2: las izquierdas)

En el post anterior discutíamos qué significa la palabra "progre" para la derecha. En resumen, asocian su significado a la idea de hipocresía. Generalizando, la derecha piensa al "progre" como un tipo que se "hace" el zurdo. Para creerse mejor persona toma ideas absurdas o utópicas. Aunque se trata de una pose, ya que todos los hombres somos egoístas y competitivos por naturaleza. Todos los izquierdistas son "progres" en tanto no dejen todas sus posesiones y se dediquen a vivir en un monte o como un monje tibetano. Los únicos verdaderos ejemplos de izquierdismo serían San Francisco de Asís y Luis Zamora, el "único zurdo que vive como zurdo", según Susana Giménez.
Y sean peronistas o anti-peronistas, los derechistas se quejan más del "progre K"
, porque es el que está en el poder. 

Ahora veamos las distintas corrientes de izquierda y sus concepciones del "progre":

Social-democracia: nos referimos a las fuerzas de la centro-izquierda "republicana". Aquella preocupada por las libertades individuales, pero no tanto por enfrentarse a las grandes corporaciones económicas. Aquí iría la parte menos conservadora del radicalismo, el FAP, Proyecto Sur, etc. Suelen llamarse a sí mismos "progresistas". Y para este sector, los "progres" son los falsos progresistas que, de nuevo, son los kirchneristas. De forma similar a la derecha, ponen el foco en la hipocresía. Piensan en incongruencias, falta de consecuencia en lo que se dice y hace. Por eso suelen usar de forma reiterada hasta el hartazgo: el latiguillo de "ladri-progresismo". Stolbizer, Juez, Donda, grandes exponentes de esta corriente.
Si hablas de "progres" y en el marco de un discurso honestista y/o anti-peronista, seguro sos socialdemócrata.

Peronismo kirchnerista:  nos referimos al kirchnerista puro, o sea, el de la centro-izquierda keynesiana/peronista.La tradición socialdemócrata o centro-izquierda anti-peronista (cualquiera de estas dos formas de llamarla es precisa) es referenciada como los "progres" para esta línea. Se piensa en las versiones más "culturalistas" de las expresiones de la izquierda de la clase media urbana.  Es decir, la burla apunta a una "falsa izquierda" que se queda sólo en reivindicaciones culturales (estilos, consumos). Una pseudo-izquierda que le da mucha más importancia a la cultura que a la estructura económica, y que presta más atención a la diversidad que a la desigualdad.

Algo interesante del kirchnerista en general, es que no se anima a llamarse progresista, porque por alguna razón se piensa que el peronismo no puede ni tocarse con progresismo. Sí se anima a decir que los que se dicen "progresistas" son falsos profetas del progresismo. ¿Serán los trotskistas los verdaderos progresistas, entonces? No, porque también le hacen el juego a la derecha, contestarían. Son los "troskos", y para los primeros, queda "progres". Si uno se guía por ese discurso, el progresismo queda vacante, porque la socialdemocracia queda en el centro o le hace el juego a la derecha. Por oposición, entonces uno pensaría que el verdadero progresismo es el kirchnerismo. Pero no, no puede serlo porque es peronista. Más sobre estas incongruencias en el próximo post, dedicado íntegramente a la palabra "progresismo".

La expresión de este kirchnerismo peronista y su concepción de "progre" se encuentra en el Suplemento "Ni a Palos" de Miradas al Sur, más precisamente en la sección "Estereotipos". En un post anterior de este blog, ya se hizo una estereotipación de los estereotipadores, que son fieles exponentes de esta corriente. Como ejemplo de lo que es un "progre" para un kirchnerista: "El fanático de Galeano".
Si hablás de "progres" refiriéndote a los socialdemócratas, a la centro-izquierda anti-peronista, seguro pertenecés al peronismo kirchnerista.





Trotskismo: también usan la palabra. Para estos el "progre" es el tipo de centro-izquierda, sea kirchnerista o no. Aunque el primero es el blanco más frecuente, porque coopta a la clase trabajadora, roba consignas a la izquierda y toda la cantinela.  Es "progre" para esta corriente el tibio que no se anima a ser de izquierda, o que no se anima a ser trotskista, ya que ésta es la única forma de ser de izquierda y no un "traidor a la clase obrera".
Ejemplo: el tuitstar del trotskismo en su biografía.






Conclusión: hay mil formas de ser "progre". Es una palabra despectiva o de burla. Depende de quién la utilice, podrá tomar los más variados significados. Puede ser espetada por izquierdas o derechas. Puede referir a quien se entiende un falso izquierdista, un tibio o un hipócrita, entre otras imputaciones. Pero nunca nadie se asumirá como tal,  porque el "progre" siempre es el otro. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...